El Instituto Nacional de Tecnología Industrial garantiza un estándar de seguridad 

Ensayos técnicos para las bicicletas y aprobación por un Organismo de Certificación oficial

Requisitos para las bicicletas nuevas que salen al mercado.

Para garantizar la seguridad de los ciclistas, cada modelo debe someterse a 54 ensayos técnicos en el Centro de INTI-Mecánica y contar con la aprobación del Organismo de Certificación del INTI para su oferta en el mercado. 

“Lo que hacemos es asegurar que los modelos certificados garanticen un estándar de seguridad, para que luego cada usuario busque una bicicleta en función a su uso y comodidad. Lo importante al momento de elegirla es chequear que esté certificada por un Organismo Certificador autorizado y eso puede comprobarse a través de una etiqueta metalizada que debe estar pegada en un lugar visible”, explica Gustavo Maceira, jefe del Laboratorios de Procesos de Mecanizado y Conformado de INTI-Mecánica, donde se realizan los ensayos.

La certificación es obligatoria en el país desde el año 2003, de acuerdo a lo establecido por la Resolución Nº 220/2003 creada por la Secretaría de Industria, Comercio y de la Pequeña y Mediana Empresa, que dispone “requisitos esenciales de seguridad para la comercialización de bicicletas nuevas en la Argentina". El Organismo de Certificación del INTI es una de las entidades nacionales reconocida para actuar en este ámbito.  

“La Resolución rige para todos los rodados nacionales e importados, a excepción de los modelos de competición, y exige que previo a su comercialización deba presentarse ante la autoridad de aplicación la certificación de conformidad por marca, que implica no solo la realización de ensayos sino también auditorías del sistema de control de producción en la fábrica”, explica Federico Paterson, responsable de Certificación de Bicicletas del INTI. 

En 2016 se acercaron al Instituto 23 empresas para obtener la certificación de sus modelos. Si bien todos los ensayos son obligatorios algunos de ellos resultan clave como los de “frenado”, “horquilla”, “impacto” y “cadena” (ver recuadro).

En el caso que un modelo no cumpla con alguno de los ensayos, las empresas pueden solicitar ayuda técnica del INTI para alcanzar los estándares de calidad. “Nuestro objetivo es, por un lado, dar garantías de seguridad al usuario de bicicletas y, por otro, brindar asistencia a las pymes que lo necesiten, es decir, aportar a mejorar los productos nacionales”, asegura Maceira.

www.inti.gob.ar

 

MULTIMEDIA

 

NOTICIAS EN MOVIMIENTO

SEGUINOS EN TWITTER

 

 

 

 

 

Viking Bike Academy